Lisinuria con intolerancia a proteínas (LIP)

Lisinuria con intolerancia a proteínas (LIP)

La LIP es un error congénito del transporte de aminoácidos dibásicos (AA+) debido a un defecto del transportador intestinal y renal de los mismos. 

Clasificación: Metabolismo intermediario » Metabolismo de aminoácidos
  • Gen: SLC7A7
Controlada en proteínas

Dieta Controlada en proteínas

La berenjena

12/08/2011
La berenjena

La berenjena es el fruto de una planta de la familia de las solanáceas (Solanum melongena). Su tallo es velludo y frágil, sus hojas son verdes y espinosas, sus flores son como campanillas de color violeta.

El fruto o berenjena es una baya redonda o alargada (casi siempre), de piel lisa de color morado, en general, pero según la variedad puede ser blanco o mezclado (morado, blanco y amarillento). La pulpa es blanca y contiene multitud de semillas amarillentas.

¿Cuál es su origen?

Se cultiva desde hace más de 2.000 años a.C. en el sudeste de Asia, India, Birmania y China. Los árabes la llevaron a España y de ahí se extendió por el Mediterráneo. Los navegantes españoles la llevaron a América. Los países con mayor producción de berenjenas son China, India y Japón en Asia y España, Italia y Grecia en el Mediterráneo.

¿Por qué se llama berenjena?

El nombre berenjena proviene del persa bādinyān, que pasó al árabe y de ahí al español. En catalán se llama albergínia, en francés: aubergine; en alemán: Aubergine; en gallego y portugués: berinjela; inglés se llama: eggplant (se refiere a la forma oval de las berenjenas, en forma de huevo), y en italiano: melanzane. El nombre “melanzane”, tan diferente a los demás, proviene de Mela Insana ("manzana nociva"), ya que al extenderse por el Mediterráneo se creyó en un principio que causaba problemas digestivos.

¿Para qué se usa la berenjena?

La berenjena se come cocinada, no cruda. En España existen platos típicos con berenjena, en Cataluña, por ejemplo, la “samfaina” (berenjena, calabacin, cebolla y tomate asados en aceite de oliva) y la “escalibada” (las mismas verduras asadas enteras al rescoldo, peladas cortadas a tiras y aliñadas).

Gust per la cuina

Samfaina. Foto: BeCeeNe

 

En otros países también forma parte de platos típicos, como en Grecia la “mousaka” (capas de carne de cordero picada y berenjena, con salsa blanca por encina, en Sicilia la “caponata” (ensalada de berenjenas, apio, tomate, olivas), en Francia (Provenza) la “ratatouille” (tomates, ajo, pimientos, cebollas, calabacín y berenjenas guisados en aceite de oliva y aromatizadas con hinojo y otras hierbas provenzales).

Composición de la berenjena

Valores por 100 gramos de producto

Valor energético 24 Kcal
Proteínas 1.01 g
Grasa 0.19 g
Hidratos de carbono 5.7 g
-de los cuales azúcares: 2.9 g
fructosa: 1.4 g
Fibra 3.4 g
Potasio 230 mg
Magnesio 14 mg
Fósforo 25 mg
Vitamina C 2.2 mg
Vitamna A 1 mcg
Vitamina K 3.5 mcg
Folatos 22 mcg

 

La berenjena tiene un escaso valor energético debido a que el agua es el elemento mayoritario de su peso. El nutriente principal son los hidratos de carbono, además de un aporte considerable de fibra que, mayoritariamente, se encuentra en la piel y en las semillas.

El aporte de sales se lo debe al potasio, el mineral más abundante, y en su composición se contabilizan cantidades discretas de fósforo, calcio, magnesio y hierro. En cuanto a las vitaminas cabe destacar los folatos y la vitamina C, aunque esta última no resulta significativamente superior en comparación con el resto de hortalizas.

Las propiedades dietéticas saludables atribuidas a la berenjena se deben a sus componentes antioxidantes, responsables de su ligero sabor amargo.

La berenjena en la cocina

En España, la época de la berenjena empieza en Agosto y se alarga hasta Diciembre, por lo que disponemos de muchos meses para disfrutarla. En Guía metabólica contamos con estas recetas para dietas restringidas en proteínas que la incluyen:

 

¿Conoces alguna receta que incluya la berenjena en sus ingredientes? Puedes enviarnosla y nuestra nutricionista, Natàlia Egea, hará la valoración nutricional y las adaptaciones, si necesarias, para las dietas controladas en proteínas, glúcidos o grasas. Animate, entra en Guía metabólica y envía tu receta.

La berenjena en la cultura popular

Esta hortaliza forma parte de la cultura popular en muchas partes del mundo, hemos recogido algunos ejemplos de su presencia:

¿Sabes algún refrán o proverbio de berenjenas?

  • Proverbio persa: La mala berenjena nunca atraerá gusanos.
  • Alegría en la villa que hay berenjenas en la plaza.
  • Berenjena, ni hincha ni llena.

Unos acertijos

  • Una señorita va por el mercado con su cola verde y el traje morado...
  • Una señora muy enseñoreada, con el sombrero verde y la falda morada...

 

Cuento infantil

La literatura infantil a medudo recurre a frutas y verduras para acercar a los más pequeños enseñanzas y moralejas que les transmitan buenos hábitos y valores. La berenjena protagoniza esta historia que os destacamos, El baño de la Berenjena, un cuento original de Fátima Paredes Ramiro, dentro del Proyecto Virtus inter Pares de la Universidad de Jaén, y que destaca los valores de la tolerancia y el respeto.

"El baño de la Berenjena" sitúa la historia en un huerto dónde vive Berenjena, alejada del resto de verduras, que la dejan de lado por su color morado. Pero un día ocurre una anecdota muy divertida que lo cambiará todo.

Poesía y música

El poeta árabe Ibn Sara As-Santarin dedica a la berenjena un interesante poema en el que compara el soporte del fruto a las garras de un águila.

Tallo de la berenjena

"Redonda y agradable al gusto,
agua abundante la alimenta
en todos los jardines;
y tal como el peciolo la sustenta
parece el corazón de una oveja
en las garras de un águila."

 

 

Por su parte, Baltasar de Alcázar, poeta sevillano del Siglo de Oro español, es quién está prendado de tres cosas, la bella Inés y los dos platos que le ofrece ésta para merendar, jamón y berenjenas con queso.

Tres cosas me tienen preso
de amores el corazón,
la bella Inés, el jamón,
y berenjenas con queso.

Esta Inés, amantes, es
quien tuvo en mí tal poder,
que me hizo aborrecer
todo lo que no era Inés.
Trájome un año sin seso,
hasta que en una ocasión
me dio a merendar jamón
y berenjenas con queso.

Fue de Inés la primer palma;
pero ya juzgarse ha mal
entre todos ellos cuál
tiene más parte en mi alma.
En gusto, medida y peso
no le hallo distinción:
ya quiero Inés, ya jamón,
ya berenjenas con queso.

Alega Inés su bondad,
el jamón que es de Aracena,
el queso y la berenjena
la española antigüidad.
Y está tan en fiel el peso
que, juzgado sin pasión,
todo es uno, Inés, jamón,
y berenjenas con queso.

A lo menos este trato
destos mis nuevos amores
hará que Inés sus favores
nos los venda más barato.
Pues tendrá por contrapeso
si no hiciere razón,
una lonja de jamón
y berenjenas con queso.

La cultura judía sefardí también tiene entre sus alimentos a la berenjena y la hace protagonista de la canción Siete modos de guisar las berenjenas, una de las más famosas canciones populares de la música tradicional sefardí, que explica de forma general siete formas de cocinar esta verdura.