Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

Muriel y el cormorán que no podía comer pescado

Muriel y el cormorán que no podía comer pescado
20/12/2017
Aprender jugando

Muriel es una niña que vive junto al mar en una casita con un bonito huerto. A Muriel le encanta nadar y por eso cada día se da un chapuzón en el mar. Allí conoce a Rayo, un veloz cormorán que pesca y come enormes peces y que además desprende un fuerte olor a pescado podrido.

Enseguida se hacen amigos y Rayo le confiesa que se siente muy solo porque el resto de cormoranes no quieren jugar con él por culpa de su olor. Muriel, asesorada por su padre, ayudará a que Rayo modifique notablemente su dieta y así disminuya el olor que desprende.

Muriel y el cormorán que no podía comer pescado es un cuento muy adecuado para explicar a los niños qué es la trimetilaminuria o síndrome de olor a pescado, un error congénito del metabolismo caracterizado por el olor a pescado podrido que desprende la persona que la padece.

La trimetilminuria no tiene un tratamiento curativo y aunque pueden aliviarse los síntomas, sigue siendo una enfermedad que, aunque benigna, puede causar muchos problemas sociales.

Las ilustraciones, obra de Pitu Álvarez 

Gracias al proyecto de colaboración con la Escola de la Dona, coordinado por el profesor Ignasi Blanch, los cuentos de Guía Metabólica cuentan con las ilustraciones de profesionales del gremio como en este caso de Pitu Álvarez

Descarga e imprime el cuento

Guía Metabólica pone a vuestra disposición este recurso educativo que podéis utilizar no sólo para explicar qué es la trimetilaminuria a un niño que la padece sino también para darla a conocer a su entorno (amigos, escuela, familia, etc.). Podéis descargar Muriel y el cormorán que no podía comer pescado en su versión castellana como en la catalana.

Última modificación: 
19/12/2017