Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

La importancia de seguir la dieta prescrita en un niño con un ECM

Comida familiar
Pautas de alimentación

Muchos errores congénitos del metabolismo (ECM) están relacionados directamente con el metabolismo de los principios inmediatos (grasas, proteínas, glúcidos) o de sus productos derivados, por lo que la dieta deberá adaptarse a cada enfermedad concreta. En estos casos, el tratamiento nutricional es fundamental para su pronóstico y para preservar el crecimiento del niño.

La terapia nutricional consiste en modificar la dieta y los nutrientes para adecuarlos a determinadas situaciones generadas por el trastorno metabólico y de la fisiopatología. Con ello se evitarán descompensaciones propias de la enfermedad, e incluso los síntomas.

Actualmente, el pronóstico de estas enfermedades está mejorando claramente debido a la posibilidad de ser diagnosticadas precozmente y de que actualmente disponemos de fórmulas nutricionales y productos dietéticos muy específicos para diferentes tipos de ECM.

Consecuencias de no seguir la dieta prescrita

Los niños están en constante desarrollo y el hecho de realizar dietas especiales no debe ser una limitación o un inconveniente para el crecimiento. El soporte nutricional debe ser continuado con el fin de adaptar la dieta al tipo de ECM y de cubrir los requerimientos nutricionales.

Es importante seguir las indicaciones del nutricionista y no se deben hacer cambios de dieta sin estar prescritos por un profesional, ya que podrían ser contraproducentes para el niño o incluso dar lugar a afectaciones neurológicas irreversibles.

No realizar la dieta en un paciente con ECM o hacer trasgresiones constantes de la misma también ocasionaría retraso en el desarrollo psicomotor, en el crecimiento y a nivel neurológico, siendo daños irreparables.

La dieta debe ser individualizada para cada pacientes, teniendo en cuenta las necesidades básicas y características del niño, las restricciones nutricionales propias del ECM que presente y, por último, que sea lo más variada posible.

Con esto, los controles dietéticos y los posibles cambios de la pauta alimentaria se centraran en el desarrollo pondoestatural (análisis conjunto de las curvas de peso, estatura y masa corporal), la ingesta espontánea y los análisis bioquímicos. Es por este motivo, que la dieta y su manejo no va a ser igual en todos los pacientes.

En Guía metabólica también te aconsejamos que eduques a tu hijo en la dieta especial que realiza, ya desde los primeros años de vida. Explícale por qué tiene que tomar una fórmula especial, enséñale datos sobre los alimentos especiales cuando vayáis a comprar, busca recetas adaptadas para que incorpore nuevos alimentos permitidos, etc.

Y sobretodo, enséñale a no trasgredir la dieta. Integrar al niño en la mesa familiar, en la escuela, en casa de amigos, en restaurantes etc… y adaptar la alimentación, va a favorecer la adhesión a la pauta y a mantener al niño clínicamente estable y controlado.

El tratamiento de los ECM es multidisciplinar e intervienen diversos profesionales, pero el tratamiento nutricional y dietético es vital para estos pacientes. La formación de equipos con pediatras y dietistas especialistas en errores congénitos del metabolismo constituye, en el momento actual, la mejor opción para el tratamiento y seguimiento de estos pacientes.

Última modificación: 
26/04/2016